Cerrar
Inicio rápido
No puede estar vacío
Cerrar
Vacío
¡ENVÍO GRATIS! Sigue comprando y obtén tu envío gratis
Subtotal
0,00

¿Los perros tienen frío?

¿Los perros tienen frío?

Probablemente hayas visto estos días muchos videos de perros corriendo como locos por la nieve y, a raíz de las temperaturas tan bajas que hemos experimentado en diferentes puntos de España, seguro que te has preguntado más de una vez si nuestros amigos peludos sienten el frío como nosotros. 

A pesar de que no todos los perros tienen la misma sensibilidad al frío debido a sus características específicas determinadas por su raza, todos los canes son vulnerables a las bajas temperaturas. Además, estar expuestos a ellas conlleva muchos riesgos para su salud. La temperatura corporal media del perro es unos grados más elevada que la nuestra por lo que mantenerla les cuesta bastante. Al igual que los humanos los perros son más susceptibles a enfermedades víricas como los catarros si están expuestos a bajas temperaturas y estas enfermedades pueden conllevar complicaciones respiratorias graves que ponen en riesgo la calidad de vida de nuestro mejor amigo.

 ¿Cómo regulan los perros su temperatura corporal?

 Es posible que alguna vez hayas oído que los perros no sudan – cosa que es parcialmente cierta. Si bien los humanos nos deshacemos del calor gracias a nuestras glándulas sudoríparas repartidas por nuestra piel para refrescarnos, lo perros carecen de ellas salvo en las almohadillas de sus patas. Sin embargo, esto no quiere decir que no pierdan su calor corporal a través de su piel. De hecho, cuentan con varios mecanismos termoreguladores en ella como su pelaje y una capa fina de grasa en la epidermis que los mantienen calentitos.

 ¿Qué razas de perro son más susceptibles al frío?

Hay varios factores generales que influyen en la sensibilidad a las temperaturas en los perros:

Su tamaño y peso

  • Por norma general los perros más grandes y pesados son más resistentes al frío. Los perros de montaña como los San Bernardo, Mastines y Boyeros son grandes y robustos lo que les ayuda a soportar mejor las bajas temperaturas.
  • Perros pequeños hasta 10kg: comienzan a sentir frío por debajo de los 7ºC y no es recomendable que paseen cuando las temperaturas son inferiores a los 4ºC
  • Perros medianos hasta 30kg: comienzan a sentir frío por debajo de los 4ºC y no es recomendable que paseen cuando las temperaturas son inferiores a los 0ºC 
  • Perros medianos hasta 30kg: comienzan a sentir frío por debajo de los 1ºC y no es recomendable que paseen cuando las temperaturas son inferiores a los -4ºC 

Su pelaje

  • No solo el largo del pelo sino su densidad juega un factor clave a la hora de aislar a los canes contra el frío. Así como los Husky o Alaskan Malamute cuentan con un manto muy denso de doble capa que mudan dos veces al año para adaptarse a los cambios climáticos estacionales, los caniches, por ejemplo, tienen una única capa de pelo largo que no muda y no es tan aislante contra el frío.

Su edad y estado físico

  • Por desgracia nuestras mascotas también envejecen haciendo que sus órganos trabajen a diferente ritmo e incluso a veces fallen. Cuanto más mayor es un perro más dificultad tendrá para termorregular. Por otro lado, los cachorros muy pequeños que aún no han desarrollado bien todos sus órganos también serán muy sensibles al frío y es de vital importancia mantenerlos calentitos hasta que se desarrollen por completo.

 La raza del perro también determinará su resistencia al frío 

  • Ya que cada una tiene diferentes características que han sido minuciosamente seleccionadas para adaptarse de la mejor manera a distintos trabajos y zonas del mundo.

 Algunas de las razas de perro más frioleras son: 

  • Los lebreles de pelaje fino y pegado al cuerpo como el galgo, whippet, lebrel italiano, saluki. 
  • Los chihuahuas tanto de pelo largo como pelo corto. 
  • Los crestados chinos ya que carecen de pelo a veces en casi todo su cuerpo. 
  • Los terrier miniatura como el York Shire o Rat Terrier. 
  • Pinscher miniatura. 
  • Ratón de Praga. 
  • Dogo Argentino. 
  • Boxer.

¿Cómo saber si mi perro tiene frío?

A veces es difícil entender el lenguaje de nuestras mascotas ya que, por desgracia, no saben hablar. Sin embargo, al observar ciertos comportamientos en nuestro perro podremos descifrar si está todo correcto. En el caso de su temperatura, su lenguaje corporal nos proporcionará muchísima información para saber si está pasando frío: 

  • Si tu perro tiembla y no sufre de ninguna otra patología  
  • Si se acuesta enroscado con la cola entre las piernas 
  • Si lo notas inusualmente ansioso 
  • Si camina levantando exageradamente sus patas del suelo

Si la temperatura corporal de un perro desciende por debajo de los 36ºC se darán síntomas de hipotermia. Estos incluyen:

  • Debilidad y fatiga 
  • Rigidez en los músculos 
  • Pupilas dilatadas 
  • Respiración muy lenta 
  • Desorientación 
  • Pérdida de conocimiento

¿Cómo puedo asegurarme de que mi perro no pasa frío?

Que fuera de casa haga frío no significa que no puedas disfrutar con tu perro (sea de la raza que sea) de aventuras invernales. A continuación, te listamos algunos consejos para que te puedas asegurar de que tu mejor amigo no corre ningún riesgo de salud en los días más fríos del año: 

  • Abriga a tu perro: Hoy en día tenemos disponible un gran catálogo de moda para abrigar bien a nuestros peludos. Un buen anorak para perro complementará su pelaje para que pueda retener mejor el calor. 
  • Da paseos cortos pero activos: si decides salir con tu perro en un día muy frío procura que esté activo ya sea corriendo, saltando o jugando con otros perros. Esto facilitará que la sangre caliente se reparta bien por todo su cuerpo para mantener su temperatura corporal.  
  • Es importante que tu perro no duerma a la intemperie durante las noches frías. Si duerme en el jardín es imprescindible que cuente con una caseta bien aislada y a ser posible pequeña que le ayude a mantener su temperatura corporal. Además, puedes colocar mantas en el lugar donde duerme. Existen camas y colchones para perros preparados para el invierno que retienen mejor el calor. Los lechos para perros que cuentan con una ligera elevación respecto al suelo son ideales. 
  • Mantén a tu perrito bien seco: si llueve o nieva durante el paseo invernal no olvides ayudarte de una toalla o secador para dejarlo bien seco cuando llegues a casa. La humedad bajará la temperatura corporal del animal. 
  • Echa un ojo a lo que come: si tu perro se muestra más hambriento durante los días fríos, es totalmente normal. Asegúrate de que tenga acceso a la comida y si come un poco más no te preocupes, necesita energía para calentar su cuerpo. 

Ten sentido común: Si sientes que hace mucho frío incluso para ti, no saques a tu perro, proporciónale un lugar tranquilo y apartado dentro de tu casa para que pueda hacer sus necesidades y mantén una higiene correcta.